El factor de crecimiento CGF

La Chlorella es la única que posee el factor de crecimiento (CGF), un elemento exclusivo y complejo, localizado en su núcleo, que sostiene el crecimiento de forma natural.

La acción del CGF.

Los bacterias lácticas, necesarias para una buena flora intestinal, se multiplican por cuatro, cuando se toma CGF. De esta manera, la Chlorella funciona como un elemento probiótico sobre dicha flora.

El CGF refuerza las defensas inmunológicas, en particular en las personas de edad media o avanzada.
• El CGF tiene una acción reguladora sobre la diabetes.
• Mejora considerablemente la resistencia física.
• Puede ser un factor de aumento de la longevidad. En diferentes experimentos, realizados en labora-torio, se logró prolongar 30% más la vida de ratones y de otros animales, dandoles CGF.
• Disminuye, con certeza la reproducción de bacterias y de virus patógenos así como el crecimiento de la división celular, en presencia de tumores benignos o malignos. Igualmente, durante otros ex-perimentos, se pudo comprobar su acción protectora frente a cánceres de hígado, leucemias, y tu-mores debidos a trastornos hormonales, como el cáncer del seno.

Composición del CGF.

El CGF es muy rico en ácidos nucleicos, necesarios para la construcción, la renovación, la reparación y el mantenimiento de los diferentes órganos humanos. Además, el CGF contiene ; numerosas vitaminas, aminoácidos, sustancias próximas de la glucosa, proteínas complejas, enzimas y glicoproteínas. Estas últimas, conocidas por su acción desentoxicante y preventiva frente al cáncer.

El porcentaje de ácidos nucleicos, en el cuerpo humano, disminuye a partir del último tercio de la vida. Este proceso se acompaña de un envejecimiento precoz y de un debilitamiento de las defensas inmunológicas. La toma de CGF paraliza este proceso.

Chlorella web shop

Chlorella Green Gem

Chlorella BIO