La clorelina

La Chlorella actúa como un probiótico, favoreciendo el incremento y el desarrollo de las bacterias lácticas que se encuentran en la vagina o en el intestino grueso, y que son muy importantes para la salud de los seres humanos. Además, la Chlorellina contenida en la Chlorella interviene como un an-tibiótico natural, actuando contra las bacterias patógenas pero sin dañar las bacterias útiles. Esta es la gran diferencia con los antibióticos quimicos, los cuales tienen, a menudo, efectos secundarios nefastos debido a que atacan de la misma manera las bacterias útiles y las nocivas, sin ninguna diferenciación. De nuevo, en este caso, la Chlorella se muestra como un nutrimento excepcional, capaz de curar con eficacia.