La Chlorella protege contra las sustancias tóxicas